Inicio » Crianza con apego » Instinto Maternal

Instinto Maternal

Desde el momento en que supe que estaba embarazada, afloraron en mí distintos sentimientos y sensaciones: ilusión, incertidumbre, alegría y, aunque parezca extraño, una gran paz interior.

Seguí con mi día a día. Pero ya nada era igual. No dejaba de tener presente que había una vida formándose dentro de mí. Acariciaba mi barriga con el deseo de proteger y cuidar a mi bebé.

Según iba avanzando el embarazo, por lo general estaba tranquila. Pensaba que me sabría manejar con un bebé porque era lo que más deseaba en el mundo.

Llegó el momento del parto, fue bastante rápido (tres horas) y sin anestesia. Cuanto me pusieron a mi pequeña encima, sentí como si todo lo que había alrededor mío se esfumara y sólo quedaramos ella y yo. No podía dejar de mirar aquella preciosidad. Ni en mis mejores sueños habría podido imaginar algo tan bello.

Tras el parto estaba aturdida, emocionada, como en una nube. Puedo decir que existe la felicidad absoluta y que no importa el dolor ni el cansancio.

Ese pequeño ser que buscaba mi pezón sin parar y dormía plácidamente a mi lado, cambió mi manera de ver la vida. Desde entonces yo (y las demás personas y cosas) pasan a un segundo plano. Lo primero es el bienestar de tu bebé. Al ser madre sientes desde tus entrañas un dolor insoportable cuanto tu bebé llora. Sientes el deseo de protegerle, alimentarle, consolarle y hacerle feliz. No quieres separarte de tu bebé. Hay un vínculo inquebrantable entre los dos.

No resulta fácil cuando te encuentras con todos esos sentimientos y te dicen continuamente que debes luchar contra ellos por el “bien” de tus hijos.

 Si se me permite un consejo, desde mi experiencia como madre, que podréis estar o no de acuerdo, os diría que hicierais caso a vuestros instintos y oídos sordos a todo lo demás. Porque sé que a veces no es fácil, que nuestras tareas diarias, nuestras obligaciones y las presiones sociales nos ponen obstáculos en el camino. Pero un bebe o niño pequeño no entiende sobre todo esto, sólo entiende que quiere estar con sus padres o con las personas que le cuidan y protegen, hasta que él mismo por maduración se vaya distanciando.

Anuncios

3 pensamientos en “Instinto Maternal

  1. ¡Bienvenida a este mundo! Y qué preciosa primera entrada… Me has emocionado al hacerme revivir tantas sensaciones.

    Además, estoy de acuerdo contigo. Las presiones sociales, los comentarios de los demás, ¡cuánto daño pueden hacer! Claro que hay que seguir consejos, muchas veces ayudan, pero no hacer caso de las bobadas y manías impuestas por una sociedad que cada vez respeta menos lo natural, lo que nos sale de dentro. ¡A ver si cambiamos! Y con tu blog vas a ayudar a que este cambio, poco a poco, sea posible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s